El recuerdo fracturado

Plaña arrinconado

Es un endeble suspiro atormentado

Que se niega a claudicar

Ante las olas de un colérico mar

Sus lamentos vienen a jugar

Y se impregnan cuan arpía

Con alma de niño acongojado

Que añora la calidez

De su legítimo hogar

Se burla el amanecer

Humano, cínico descontrolado

Cuando sus rayos se dejan entrever

Quebrando eufonías y salivando hipocresías

Ente de veracidad aguijoneada

¡Qué los demonios se despierten con vuestra llamarada!

¡Herejes dancen de par en par

en el alquitrán del agujero señorial!

En sueños os he visto pintar con daga de plata

Vuestro corazón ancestral

Y por más que os he visto dudar

Gallardo empuñas un himno

Epinicio de insólito destino

Y noctívaga perpetuidad

Image by Anja🤗#helpinghands #solidarity#stays healthy🙏 from Pixabay

¡Simiente del oscuro tutelaje, abogante transcendente;

tú, que inadvertida izas sombras en los pantanos de la gente; tú!

Simiente del exilio intransigente del olvido y la inconsciencia,

desciende del trono negro de la verdad plena

y consagra mi presencia con tu mano guerrera.

Hoguera del sagrado árbol nocturno, ubicua numinosa,

despoja los rasgos de la esclavitud recóndita

para que el cadáver viviente en los jardines del fulgor inverso

se arranque los huesos y reclame su imperio

más allá del péndulo mordaz de los dioses durmientes.

Image by Ulrike Leone from Pixabay

Pikku hiljaa se tuijottaa mua

Lähes kaikki vaikenee niihin siipiin

Syvyys tietää kuinka pajon oon ikävöinyt

Sitä mustaa valoo, joka saa mut uneksimaan

Omasta sydämestä

~*~

Pikku hiljaa se tuijottaa mua

Vaeltaisin sen hehkuun jälkeen ikuisuuteen

Siellä, kun on pois aamutähdestä

Siellä, kun tieten tahtoen

Tuli voiman kärventää

~*~

Pikku hiljaa se tuijottaa mua

On jo aika laulaa niitä runoja kielletyjä

Ylin valta näki keitä tulin rakastamaan

Todenperäinen itselleni olin aina vain

La eternidad no puede matar

El estigma en el alma cortante

Dos rubíes, dos llagas escarlata

Portadoras de rabia y desastre

¡Ay Noche!

¿Quién diría que el destello que palpita

no es más que un pozo de agonía?

¡Ay Noche!

¡Qué mentira la danza propicia!

¡Qué fácil la salida!

Pon a un lado la amargura

Ahoga el haz de la cordura

¡Levántate!

Vístete de sangre inmunda

Mancilla con dicha al rompe sonrisas

Canta una canción de luz y día

Grita la verdad, ¡muerte en vida!

Tra poco non sarà niente queste catene illusorie.

Past the point of no return,

i sentieri sono infiniti

e ogni percorso é un sogno distante,

una fantasia che volò via.

All’incrocio non ci sono mai i fili della coscienza.

Ogni gomitolo dell’anima desensibilizzato

per il fuoco della oscurità sacra

nell’abraccio dell’alchimia infernale.

Hän sanoo olevansa kuunnolla, että päivä päivältä haavat parantavat. Mies hymyilee, mutta silmänsä eivät kiiltää, ja uupuneina ne uppoutuvat ja katselevat kiinteästi mustassa maljakossa oleva kukkia. Kukaan ei tiedä miehen nimeä. Hän kuljeksi metsää, kun hänet kohdattiin. Suurimman osan ajasta mies käyttää tummia silmälaseja. Hän sanoo, ettei tykkää, kun vilkaistaan hänen sieluansa.

Maldición impredecible

Temida en lo alto y bajo

Tortura indefinible

Que conjura a la locura y los llantos

No te culpo, pero muerto te deseo

Porque a mí me has inmolado

Juego de plumas blancas

Te balanceaste sobre la estrella errada

Deseos inmensurables

De una razón en llamas

Promesas traicionadas

De ese caballero que tanto aclama

Por tu pasión y tu osadía

Yo te salvaré la vida

Me has visto agonizar

En el viento frío polar

De un vacío sin igual

Más nunca llegaste a vacilar

Y con crueldad animal

Me arrebataste los recuerdos

Y el poder andar

Cien violines alados haré tocar

En tu negro funeral

Semi-profano descomunal

Entre ilusiones y vergüenzas

Ahí te habrás de ahogar

Cubierto de estrellas

Y arenas de mar

Burdas luciérnagas sin piel trazaron el camino

de vuelta hacia la morada del ojo empírico

que supervisa todos los lazos del pasado, presente, y futuro por igual.

Es la florescencia –

la consciencia y sensibilidad que se arremolina

inmutable a los chillidos mortales

que elevan pilares de auto-adversidad.

~*~

En la brisa yace el soplo de la sabiduría de la antigüedad.

En la brisa yace la respuesta a toda pregunta en honestidad.

Es la florescencia –

el vínculo sutil de la claridad balsámica

y el colector de la moneda en ligamentos de alquimia.

“¡La libertad es el modo y el camino!”,

arrancó de mi pecho y garganta,

ya que si los sentidos obedecieran solo un deseo,

serían exiliados más allá de los portales de la creatividad.

~*~

Burdas luciérnagas sin piel adornaron la corona de la noche

desde la cuna hasta el cenit,

observando las extrañas formas luminosas en la oscuridad.

Fue la florescencia –

el aliado de cristal que juzgó a los espejos gemelos

con el juicio de no ser paralelos para embarcar

en el viaje a través de las tierras impías de la llama infernal.

Tú que en inconsciencia llana te arrastras

Tratando de enterrar la verdad anclada

No mires a la llama, huye si tu nombre aclama

Es realidad consternada, ilusión supurada

La plaga que halaga la caricia del mañana

Tras la verja y sus cimientos

Tras la verja en rojo y negro

Yace entre los yermos

Con el alma ensangrentada y los ojos soñolientos

Susurros en la noche, viperinos caminantes

Vestidos en bronce y carne

Lóbregos aspirantes de un destino sempiterno

Ave sin dueño, criatura de los cielos

Vuela alto y vuela lejos

O el veneno te surcará la sangre

Convirtiéndola en vasto hielo

~*~

Cuando el acogedor velo de recónditos sentimientos caiga

Bajo la mirada de una luna amargada

Y no haya otro cuento que alimente ese encantamiento

En rebeldía destemplada

Las campanas del desaliento

Se escucharán en el silencio

Lágrimas correrán y sueños morirán

Y jamás se olvidará, en el corazón, la herida mordaz

La huella fatal de una deidad abisal

Sepultada en ensimismamiento

Que solo añora el momento en que la luz se apagará

Image by pieonane from Pixabay

Every spring is a delirious dream,

a fever of singing birds beaking

at the ribcage of the shadow of death.

Every spring, the tales of old fall asleep

to the chiming of wishes

which nature is to defy

the will to apotheosis.

But every spring takes the edge

off the wine of misery.

At one point, no reflex will escape

the awareness and dance of the puppeteer –

being there but forethought

and synergy with the lower machinery.

Thus, every spring is but a glass of alchemy.

Be drunk! Be mad! – Never still.

For the road is long in the quest for eternity.

Image by ARLOUK from Pixabay

The Muse of Melancholic Fumes

uprooted the glass which incised the eye,

and with decorous hand,

escorted me back to the desert of impious minds.

I breathed in the sunlit sands with insurgent contempt

as the gentle Logos whispered tears of vigor worth to preserve.

My heartbeats raised in sickening waves

upon witnessing the mortification of inculcation

in the currents of fresh water unable to retaliate.

I ached and grieved from the shade of my parasol,

and longed for the maiden whose amphorae made the world flow.

Yet the star did not shine upon the barren land,

and I wondered who appointed the comatose to the front lines.

Image by Bruno /Germany from Pixabay

Come to feel my heavy heart

as I bleed for you tonight.

Come to soothe my laments

as I stand for you in Light.

I run to you to die,

for there is mercy in your arms.

No love compares to yours, Forgotten Mother of the World!

Come to me, my shrine — my haven, my heart!

Sing me a lullaby,

and guard me with your mind.

Embosom me, Endless Dark!

Kiss me into your essence sublime.

Release me from the chains that keep away the Night.